Francia.- A 84 ascendió el número de muertos tras el ataque registrado este jueves en Niza, donde un camión arrolló a una muchedumbre durante los festejos del 14 de julio.

El nuevo balance fue entregado por el Ministerio del Interior francés, que además confirmó que entre los fallecidos hay varios niños.

El diputado francés Eric Ciotti describió “imágenes terroríficas en el lugar, una escena de horror absoluto, con muchos niños entre los muertos”.

“Familias que compartían un momento de ocio fueron tomadas por blancos. Era un día simbólico en un lugar simbólico. La suma de estos dos símbolos fue lo que motivó el atentado”, agregó el diputado.

El hospital de Niza activó un plan de emergencia para poder acoger a los heridos.

Un total de 18 personas continúan en “estado crítico” este viernes y al menos cincuenta personas más con heridas leves, precisó el portavoz del ministerio, Pierre-Henry Brandet.

El presidente François Hollande definió como “terrorista”, que enlutó la cálida noche veraniega en el Paseo de los Ingleses, la rambla costera de Niza, que estaba abarrotada de familias para presenciar los habituales fuegos artificiales por el aniversario del inicio de la Revolución Francesa.

Fue por ese lugar por donde el vehículo de 19 toneladas avanzó dos kilómetros arrollando a su paso a los turistas, hasta que el conductor, que tenía una pistola, fue abatido por la policía en un intercambio de disparos.

“Era un caos. Vimos gente herida (…) escuchamos gritar a muchas víctimas” , relató un reportero de la AFP que estaba en el sitio y evitó por poco ser arrollado.

¿Quién era el atacante?

Documentos de identidad a nombre de un franco-tunecino de 31 años y domiciliado en Niza se hallaron en el camión, pero no se sabe todavía si pertenecen al atacante. Según una fuente policial, el hombre que aparece en estos papeles tenía antecedentes penales.

Tampoco se ha podido establecer si actuó solo o con otras personas. No obstante, el portavoz del Ministerio del Interior aseguró que “se están llevando a cabo investigaciones para averiguar si el individuo actuó solo o tuvo cómplices que habrían huido”.

Varias horas después del ataque, el camión blanco permanecía inmovilizado frente a un lujoso centro hotelero, con sus neumáticos perforados por balas y la puerta derecha repleta de orificios de proyectiles.

‘Carácter terrorista’

“El carácter terrorista” del ataque es “innegable”, dijo en una intervención televisiva el presidente Hollande, quien informó sobre varios niños muertos.

El jefe de Estado, quien regresó en la noche desde Aviñón a París para ponerse al frente de una célula de crisis, advirtió asimismo que, pese a los ataques, Francia “reforzará su acción en Siria e Irak”, países donde combate a los yihadistas del Estado Islámico (EI) .

“Nada nos hará ceder en nuestra intención de combatir el terrorismo. Vamos a reforzar nuestra acción en Siria e Irak. Vamos a seguir golpeando en sus reductos a quienes nos atacan en nuestro propio suelo” , dijo Hollande.

La investigación de este ataque, que hasta el momento no ha sido reivindicado fue tomada por la sección antiterrorista de la fiscalía de París.

Este es el segundo ataque más sangriento cometido en Europa en los últimos años, luego del de noviembre de 2015.

Francia ya había sido golpeada por la violencia en los atentados del 7, 8 y 9 de enero de 2015, contra la revista satírica Charlie Hebdo y contra un supermercado kósher, que dejaron 17 muertos y a los que siguieron varios otros ataques y tentativas.