Un hombre fue ejecutado a balazos cuando llegaba a una vivienda de la colonia Rosario bordo de un auto deportivo de color rojo proveniente de ciudad Cuauhtémoc.

Se indicó que los sicarios se trasladaban en una camioneta de color gris.

Aunque la victima trató de huir, al final fue alcanzado por las balas y quedó tendido en el pasillo de la casa, ubicada entre las calles 48 y Justiniani.

Paramédicos de la Cruz Roja arribaron al lugar pero ya nada pudieron hacer por esta persona, ya no contaba con signos vitales.

Trascendió que el hoy occiso había estado preso en el Cereso por más de tres años.

Personal de la Fiscalía General del Estado aseguraron cerca de 10 casquillos .45 milímetros, así como la unidad del fallecido, un Pontiac de color rojo, placas de circulación ELV 2566.