Un diagnóstico realizado por la Fiscalía General del Estado e inteligencia militar vincula a 10 directores de seguridad pública con el crimen organizado.

El medio nacional La Jornada señaló que estos directores son de municipios como Ascension, Batopilas, Chínipas, Coronado, Guazapares, Guerrero, Santa Bárbara, Guadalupe y Calvo, Uruachi y Gran Morelos.

La infiltración del narco en los gobiernos municipales se ha dado por amenazas y complicidad, en donde las cabecillas del narcotráfico han impuesto a directores de seguridad pública, colocado a su gente en la nómina y decidiendo nombramientos en áreas como obras públicas.

En relación a este diagnóstico es que se enviaron a los elementos de la Fiscalía General del Estado (FGE) para la zona serrana a fin de mitigar los índices de inseguridad.