La candidata demócrata a la Presidencia de Estados Unidos, Hillary Rodham Clinton, declinó la invitación del presidente Enrique Peña Nieto para reunirse en México antes de los comicios estadunidenses del 8 de noviembre.

Durante una entrevista exclusiva con la cadena de televisión ABC, Rodham Clinton respondió con un “no” a la pregunta específica del reportero David Muir acerca de si viajaría a México.

“Voy a seguir centrada en lo que estamos haciendo para crear puestos de trabajo aquí en casa, lo que estamos haciendo para garantizar que los estadunidenses tienen las mejores oportunidades posibles en el futuro”, dijo.

La semana pasada, el candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, se reu-

nió con Peña Nieto en la Ciudad de México.

En la entrevista con la cadena ABC, que se transmitirá en su noticiero matutino de hoy, el compañero de fórmula de Hillary, el senador Tim Kaine, dijo que el viaje de Donald Trump a México fue revelador.

“No se puede dejar la seguridad de Estados Unidos y nuestra diplomacia en manos de un novato que en su única visita con un líder extranjero ya produjo una especie de vergüenza internacional para nosotros”, afirmó el también senador por Virginia.

Rodham Clinton anotó por su parte que “él (Trump) salió diciendo una cosa y el mandatario mexicano lo contradijo casi inmediatamente”, en referencia a la afirmación de Trump que no se había discutido el pago por la construcción de un muro en la frontera, una pieza central de su campaña electoral.

“Él no lo invocó, por lo que se atragantó. No sabía siquiera cómo comunicarse de manera efectiva con un jefe de Estado. Y creo que es un muy claro resultado de ese viaje”, agregó la candidata.

Poco después de la conferencia de prensa conjunta con Trump en la Ciudad de México, el presidente Peña Nieto tuiteó que el tema del muro fronterizo inició la conversación y dijo que la postura mexicana era inequívoca.

“Al inició de la conversación con Donald Trump dejé en claro que México no pagará por el muro”, escribió Peña Nieto en Twitter.

Kaine, por su parte, señaló que “si vas a ceder cuando estás con un aliado, y México es un aliado, ¿que vas a hacer cuando estés con un adversario?”. Añadió que le resulta “imposible de creer” que el financiamiento del muro no se haya discutido y lo caracterizó como un “error de novato”.

Según analistas consultados por el periódico The Hill, la retórica de Trump puede tener efectos negativos para los dos países.

“La mayoría de los estadunidenses no entiende plenamente la medida en que México afecta a los Estados Unidos. Probablemente más que cualquier otro país”, dijo Mark Williams, profesor de la universidad de Middlebury.